A diferencia de lo que el Ministro de Cultura, Salvador Del Solar, estima; los daños a Huaca Ventarrón si son irreversibles. Una cosa es que puedan limpiar, consolidar, restaurar y conservar lo que ha quedado y muy diferente es devolver al Monumento sus características estructurales y ornamentales. Acciones que si se lograron cuando se iniciaron los trabajos de intervención arqueológica hace diez años-en 2007-.  

El Primer Templo edificado en Huaca Ventarrón fue, de acuerdo a sus investigadores, dedicado al fuego. Aquel fogón permitió controlar el fuego como elemento comunicador entre los hombres y sus dioses. Paradójicamente, 4500 años después, ese mismo elemento ha transformado a cenizas los esfuerzos de la Ciencia, afectando seriamente el monumento arqueológico.

Artículo completo:  Pulse aquí

Víctor D. Corcuera Cueva

Estudiante de pregrado en Arqueología

Universidad Nacional de Trujillo

Trujillo, el 14 de noviembre del 2017